BLOG

31 mayo 2018 | 0

Hay un refrán que dice: «Solo te acuerdas de Santa Bárbara cuando truena». Entre otras cosas, porque dejamos todo para última hora y luego nos quejamos. El refrán viene al caso, dado que en Colombia son frecuentes los eventos que generan desastres que afectan a la población. Es un país vulnerable a sufrir impactos y pérdidas como consecuencia de inundaciones, deslizamientos, avalanchas e incendios, entre otros.

El “Blog de riesgos360 aspira a contribuir con la prevención, preparación y respuesta ante posibles peligros, con el fin de que no nos agarren desprevenidos.

Importancia de la prevención y la participación

La participación ciudadana es fundamental para la prevención, la reducción de los riesgos, la mitigación de los desastres y su concienciación. La prevención ayuda a salvar vidas y a disminuir el impacto ambiental, social y humano ante los efectos de posibles desastres.

En consecuencia, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres señala que deben identificarse los riesgos. Tanto los ocasionados por fenómenos naturales, como los causados por el hombre de manera no intencional. Esto, con el fin de comprender dichos fenómenos, y en esa medida poder informar y gestionar. Ese es nuestro propósito en el “Blog riesgos360”.

Las instituciones gestoras de los riesgos de emergencia no son las únicas responsables de la gestión en situaciones de desastre. La administradora del PNUD, Helen Clark, apunta que “los ciudadanos deben estar empoderados para tomar decisiones que reduzcan los riesgos”.

Explica que los líderes, las instituciones gubernamentales, el sector privado, las organizaciones de la sociedad civil, las asociaciones profesionales, y los organismos científicos y técnicos deben estar implicados en esta materia.

La tecnología como herramienta eficaz en el reporte de riesgos potenciales

Las TIC son vitales para la alerta y prevención de desastres naturales. Particularmente la tecnología móvil permite informar en tiempo real todo tipo de alerta a las instituciones responsables de la gestión de desastres.

Por una parte, las TIC facilitan la conexión necesaria entre los sensores y dispositivos remotos de vigilancia u observación con los centros de recogida y análisis de información que monitorean el entorno. En situaciones de riesgo, la información que proporciona la tecnología hay que recolectarla, analizarla, archivarla, recuperarla y difundirla; o utilizarla en la atención y la prevención de los desastres. Tal como señala Mena Díaz (2007, julio).

Por otro lado, las TIC permiten a los organismos responsables realizar alertas tempranas; y a los ciudadanos, recibir informes de prevención. También son fundamentales para coordinar la actuación, como ordenar la evacuación de una zona de alto riesgo o emitir una alerta ante un suceso inminente. Igualmente, son vitales para la coordinación de los equipos de salvamento y socorro, en la prestación de asistencia durante una emergencia y en el posterior proceso de recuperación.

Entre los beneficios de incorporar las TIC en la gestión de riesgos destaca la capacidad de respuesta ante sucesos naturales extremos. Mena Díaz agrega a esto la prevención ante posibles focos de enfermedades que dependen de factores como la temperatura, la humedad y la vegetación de una zona. Así como el seguimiento de problemas medioambientales (capa de ozono, cambio climático, contaminación, etc.).

Hoy en día, las TIC son esenciales para atender las diferentes fases de afrontamiento de las catástrofes. Prevencióngestión, informe en tiempo real, mitigación de las pérdidas, coordinación de la ayuda y recolección de donaciones.

Finalmente, la capacidad de prevenir y de actuar rápida y ordenadamente ante los desastres es fundamental. El director de 5G Américas, José Otero, asegura que con ese proceder se pueden contener los daños y ayudar a la gente.

Los ciudadanos deben estar informados y preparados para alertar a tiempo a los entes que gestionan los riesgos. Además, deben comprender y aplicar las acciones de resguardo ante un impacto y comenzar a afrontar las situaciones críticas. En esta medida tendremos una actitud proactiva ante los posibles riesgos. ¿Quieres estar preparado para afrontar posibles desastres? La tecnología y la información son tus aliadas para lograrlo.